Andrés Granda, Alumni

 

Soy Andrés Granda, empresario, estudiante permanente, y amante de la música. Nací en la ciudad de Quito, hace 25 años, mi adolescencia la viví en Santo Domingo, tierra fértil en oportunidades y cómplice de cada uno de los logros de mi vida profesional. Considero que el amor a Dios, el esfuerzo continuo y la responsabilidad han sido pilares fundamentales para alcanzar todo aquello que he soñado. 

En el año 2013, y siempre con el apoyo de mis padres, ingresé a la Pontificia Universidad Católica del Ecuador, sede Santo Domingo, en la Escuela de Ciencias Administrativas y Contables para mi formación como Ingeniero Comercial. Desde muy joven, tuve el agrado de colaborar en una empresa familiar, despertando en mí una interesante atracción hacia el campo empresarial.

En el proceso de mi formación académica tuve la oportunidad de representar a la PUCE Santo Domingo en varios eventos a escala nacional e internacional obteniendo importantes logros y galardones: Ponencia destacada en el Congreso de Economía y Desarrollo Sustentable en la ciudad de Santiago de Chile-Chile; Congreso Latinoamericano de Estudiantes de Contaduría y Administración desarrollado en Lima-Perú; Primer lugar en el concurso nacional de simulación empresarial “INNEGOCIO”, organizado por la PUCE-Quito, entre otros.

Es importante reconocer el arduo trabajo de los docentes de la Institución en la que tuve mi formación profesional, actores claves que, mediante su acompañamiento técnico e intelecto, infundieron en mí la búsqueda constante de la excelencia, la disciplina y el espíritu de entrega al estudio.

Comprendí que el deseo es el impulso del pensamiento, los impulsos del pensamiento se conciben como formas intangibles de “energía”. Cuando empecé a creer que era posible emprender, el deseo, impulsado por una “fuerza natural”, diseñó en mí una visión clara de mi primera empresa.

Para el año 2016, junto con mi familia, inicio mi primer emprendimiento, el sueño llamado SKALEC, una idea de negocio que tuvo su génesis en las aulas de la universidad, al detectar una oportunidad inmejorable de ser la única fábrica de estructuras de aluminio en el país. La empresa comenzó sus actividades de comercialización de escaleras portátiles satisfaciendo las necesidades de pintores, artesanos, hogares y constructores. Con esfuerzo, dedicación, y trabajo en equipo, me enorgullece expresar que la organización, se ha consolidado entre las 5 firmas de mayor crecimiento en ventas del sector, contando con más de 310 centros de distribución a nivel nacional.

La experiencia adquirida en los últimos años como empresario y la formación técnica me ha permitido ampliar el horizonte de conocimiento y la búsqueda constante de alternativas de negocio. De esta manera, en el 2020, nace Gestinova, empresa consultora que brinda asesoría financiera y administrativa mediante iniciativas innovadoras centralizadas en la investigación y desarrollo, impulsando la creación de emprendimientos, capacitación profesional de personas y consolidación de empresas en el largo plazo.

La vivencia de la fe católica, los valores inculcados por mi familia, y la creencia de una importante fuerza natural me ha permitido forjar mi carácter hacia una filosofía de saber SER, dando apertura a nuevas experiencias y oportunidades de vida. Las personas que me han acompañado en este “viaje” han sido fundamentales, para mi formación con un profundo sentido ético y profesional. De esta manera, me esfuerzo día a día en promover la lucha de una sociedad plenamente humana.