Exámenes positivos de vacuna contra COVID-19

 

El pasado 21 de julio de 2020 se anunció que la vacuna contra el Covid-19 fue todo un éxito, es segura y tiene una respuesta positiva en pacientes sin efectos secundarios. Según la revista The Lancet, menciona que se reclutaron 1.077 voluntarios durante el período de un mes para realizar ensayos clínicos específicos sobre la vacuna para SARS-CoV-2.

El anuncio de la vacuna de Oxford fue una noticia positiva para el mundo, lo que demostró que los voluntarios en la fase 1 y 2 estuvieron seguros y generaron respuestas positivas, sin comprometer elementos importantes, por lo que se priorizó la seguridad de los voluntarios que han participado en el estudio. Sin embargo, los efectos secundarios fueron leves, como fiebre, fatiga, y dolor en el punto de inyección de la vacuna.

Existe más de 250 personas que trabajan en los ensayos clínicos en la Universidad de Oxford, además de tener socios en diversos centros de investigación que colaboran en el estudio de la vacuna como tal.

Dos proyectos de vacuna, uno británico denominada AZD1222, está siendo elaborada por AstraZeneca en asociación con científicos de la Universidad de Oxford y el otro chino desarrollado por Cansino Biologics y bautizado Ad5-nCOV, mostraron resultados positivos en realizar una vacuna contra el Covid-19. Sin embargo, el primero está avanzando en la fase 3, puesto que las fases anteriores resultaron seguras y produjeron una respuesta inmune en la etapa preliminar de ensayos con voluntarios sanos, generando expectativas de que pueda ser empleada a fines de este año, según los resultados clínicos publicados en la revista The Lancet.

El especialista en salud pública y enfermedades infecciosas Pedro Folegatti de la Universidad de Oxford, menciona que desde fines de febrero han empezado con los análisis de los estudios clínicos para encontrar la vacuna contra la pandemia que pasa el mundo. Según la entrevista que tuvo BBC Brasil con Folegatti comentó que los voluntarios se dividen en dos grupos: el primero recibe la vacuna que investigaron contra el coronavirus, y el otro grupo es un grupo de control y recibe otra vacuna, que esperan no tenga ningún efecto contra el coronavirus. “Seguimos a estas personas durante un mínimo de seis meses a un año y observamos cualquier efecto adverso inducido por las dos vacunas”, añadió.

Para el doctor Daniel Stecher, médico infectólogo y jefe de Infectología del Hospital de Clínicas, en los próximos pasos deberían constar estudios en gran número de personas (Fase III) en los que un grupo de personas recibe la vacuna y otra una sustancia inocua (placebo). De esta forma se podrá ver si realmente la vacuna es capaz de prevenir la enfermedad.

Según un comunidado oficial emitido por AstraZeneca, la organización se encuentra avanzando en su respuesta continua para abordar los desafíos sin precedentes de coronavirus COVID-19, colaborando con una serie de países y organizaciones multilaterales para hacer que la vacuna de la Universidad de Oxford sea ampliamente accesible en todo el mundo de manera equitativa.

Folegatti declaró que la calidad de los anticuerpos es buena, que hay muchas posibilidades de ser capaz de neutralizar el virus. Sin embargo, deberán seguir con el estudio para saber qué prosigue con los ensayos más grandes que se encuentran en la fase 3. Pascal Soriot, director general de AstraZenca, declaró a la cadena RTL que la vacuna elaborada en asociación con científicos de la Universidad de Oxford ha firmado acuerdos con gobiernos en varias partes del mundo para suministrarla a precio de costo. "Nuestro objetivo es suministrar la vacuna a todo el mundo, tenemos un objetivo que es también hacerlo sin beneficio, o sea que entregaremos la vacuna a precio de costo en todo el mundo, y a precio de costo será a cerca de 2,5 euros (2,8 dólares) la unidad", mencionó.

Pros y contras

Según la mirada de los expertos intervinientes en el proceso de investigación de la vacuna de AstraZeneca - Instituto Jenner de la Universidad de Oxford y el Grupo de Vacunas de Oxford, existen pros y contras de la nueva vacuna en términos científicos.

Según los voceros de AstaZeneca, esta vacuna utiliza una versión debilitada de un virus del resfrío común (adenovirus), que causa infecciones en chimpancés y contiene el material genético de la proteína espiga del SARS-CoV-2. Después de la vacunación, se produce la proteína de pico de superficie, preparando al sistema inmunitario para atacar el virus SARS-CoV-2 si luego infecta el cuerpo..

Según el portal de noticias Alaka, un 70% de los que recibieron la vacuna desarrollaron efectos secundarios leves como dolor de cabeza, fiebre, fatiga, etc. No obstante, No se informaron eventos adversos graves con AZD1222, y las reacciones disminuyeron con el uso de paracetamol profiláctico, un analgésico, y ocurrieron con menos frecuencia después de una segunda dosis.

La esperanza es cada vez más grande, gracias a la comunidad científica que sigue uniendo esfuerzos para encontrar una vacuna, y que así se disminuya la prolongación del coronavirus. La búsqueda de los países ha permitido que existan alternativas para acceder a la vacuna de forma oportuna y equitativa sin fines económicos para mejorar el mundo. Por última etapa, los resultados de las primeras fases sirven para evaluar la eficacia medida por los casos de COVID-19, confirmado virológicamente y la seguridad de la vacuna en casos adversos graves.