Lisseth Moreira, Alumni

 

Mi nombre es Lisseth Vanessa Moreira Ramírez, nací en 1996, en Santo Domingo, Ecuador. Pertenezco a una generación que vivió la masiva expansión del internet, conociendo que debemos adaptarnos a nuevas realidades laborales en un nuevo mundo globalizado.

Terminé mis estudios secundarios en la especialidad de contabilidad, época en que las personas cercanas a mí, me aconsejaban que no estudiara Ciencias de la Educación, pero mis deseos eran hacer algo que me permitiera trasformar el mundo a gran escala.

En el año 2014, ingresé a la PUCE Santo Domingo, hoy la siento como mi segundo hogar. Cuando culminaba el sexto semestre me dieron la oportunidad de realizar las pasantías internacionales en España, en el Colegio Sant Josep Obrer, estas pasantías fueron ofertadas por la PUCE-SD gracias al auspicio de la Fundación Emilio Lorenzo Stehle. Con el ejercer de mis pasantías comprendí que, si nos proponemos algo, podemos atravesar fronteras y así descubrí que no hay límites para lograr lo que queremos.

Luego de 4 años culminé mis estudios universitarios como Licenciada en Docencia y Gestión de Educación Básica, siendo la mejor egresada de mi cohorte. Con el apoyo de mis docentes y mi compañera de tesis publicamos un artículo en la revista Magazine de las Ciencias. Inmediatamente me dieron la oportunidad de trabajar en una prestigiosa institución educativa de esta ciudad.

Empecé a estudiar la maestría que ofertaba la PUCE Santo Domingo. Durante este tiempo conocí personas muy importantes para mi crecimiento profesional, juntos escribimos un libro, y actualmente seguimos en contacto con el fin de seguirnos preparando.

En el año 2019, una vez terminados mis estudios de cuarto nivel, postulé para ser docente de la maestría que oferta la PUCE Santo Domingo, y actualmente me encuentro en el trabajo que me llena de satisfacción y me hace sentir que todos los esfuerzos han tenido su recompensa.

Finalmente, deseo animarlos a que no duden en seguirse preparando y no importa cuantos títulos alcancen, no pierdan su esencia.