Antecedentes

La idea de su creación nace con la proyección de contribuir a la atención de salud en Santo Domingo. En el año 2000 se conforma un grupo de trabajo encabezado por la Dra. Graciela Flores, los mismos que presentan la propuesta a la comisión académica para luego enviarla a la PUCE Quito. Aproximadamente en el año 2002 la Escuela abre sus puertas, teniendo como sus primeras estudiantes a un grupo de auxiliares de enfermería del Hospital Regional Dr. Gustavo Dominguez. El objetivo principal de la Escuela es formar profesionales en salud para la provincia.

 

Misión

La carrera de enfermería de la PUCE Sede Santo Domingo forma profesionales con rigurosidad académica, con enfoque científico, técnico, humanístico cristiano, ético e intercultural, que contribuya al mantenimiento, mejoramiento y recuperación de la salud, mediante el cuidado integral de enfermería en todo el ciclo de vida, así como a través de la promoción de la salud, prevención de la enfermedad, con pertinencia a la realidad y necesidades de los entornos.

 

Visión

Ser una carrera que a nivel provincial, nacional  e internacional sea formadora de profesionales de enfermería con enfoque integral caracterizada por una alta responsabilidad social, con visión globalizada, aportando sólidas bases científicas, técnicas y humanísticas; que de respuesta a una realidad cambiante y a los nuevos retos profesionales en los campos: asistencial, docente, administrativo y de investigación; contribuyendo en la solución de los problemas de salud de la población, a través de los aprendizajes basados en la persona.

 

Valores orientados a la carrera

  1. La excelencia académica: es garantía de una educación integral de calidad, que permita el desarrollo investigativo y la búsqueda del conocimiento.
  2. Transparencia: implica el rechazo absoluto de prácticas académicas, inaceptables, compromiso con la verdad.
  3. Responsabilidad: cumplimiento de los compromisos adquiridos ante la persona, así como el respeto  a su dignidad y derechos, relacionados con la obligación, el deber y la caridad.
  4. Compromiso social: actitud de servicio y trabajo en equipo que implica el reconocimiento de las necesidades sociales y la adecuada convivencia, Aplicación de acciones para el bien de la sociedad.
  5. Solidaridad: colaboración, respaldo, ayuda y protección para conseguir el desarrollo integral de la persona.
  6. Respeto a la persona y a la vida: el cuidado de la persona desde su concepción hasta el fin de su ciclo de vida y preservación del medio ambiente. Reconocimiento del valor de la persona y sus diferencias interculturales en búsqueda de su inclusión y valía.